Red de portales:     www.meliya.com     |     www.infomelilla.com     |
cablemel
Ir a portada - Jueves, 17 de abril de 2014
Versión dispositivos móviles | Versión accesible | Contacto | Colaborar | Sugerencias | Agregar web | Anunciarse | Suscriíbase a nuestro boletín

Noticia

Publicado el Jueves, 5 de abril de 2012 a las 22:10:33

Nuevo triunfo del amor y el perdón en un Jueves Santo empañado por la lluvia

Jesús Cautivo ha demostrado una vez más su inmenso amor liberando a un preso


- Autor: CGS
Jueves Santo. Tras celebrar la Última Cena con sus apóstoles, Jesús se dirige al monte de los olivos, a Getsemaní, para orar, y es allí donde, una vez cumplida la traición de Judas, es prendido por los soldados romanos. Comienza la Pasión de Cristo, un momento de la historia narrada en los evangelios que guarda una especial significación para los cristianos, ya que supone el preludio de la muerte y posterior resurrección del Hijo de Dios.

En Melilla, esta jornada también es vivida intensamente, ya que sus calles se llenan del dolor y la amargura de Jesús en las que fueron sus últimas horas. Un dolor y una amargura representadas en Nuestro Padre Jesús Cautivo de Medinaceli, que ha hecho su salida procesional pasadas las 16.30 horas de esta tarde desde la Parroquia de Santa María Micaela, en el barrio de la Victoria.


- Autor: CGS
Centenares de melillenses han querido estar presentes en este momento tan especial y admirar, un año más, la mirada triste y resignada de un Cristo que, con las manos atadas, se dirige a ritmo lento hacia el que irremediablemente será su final. Viste una túnica morada bordada en dorado y sobre su pelo natural, lleva clavada una corona de espinas, reflejo de la humillación a la que ha sido sometido.

Mujeres de mantilla, nazarenos y la Banda de Cornetas y Tambores propia de la Cofradía han arropado en este difícil trance al Cautivo, que se ha sentido hoy más acompañado que nunca por su Madre, María Santísima del Rocío, que ha seguido sus pasos por un largo recorrido que le ha llevado a hacer una parada muy especial en el Centro Asistencial, demostrando una vez más que él no abandona ni desampara a nadie.


- Autor: CGS
A punto ha estado la lluvia de interrumpir este precioso deambular de Cristo y María por la ciudad, pero finalmente el cielo dejó ver algunos claros y la Cofradía ha tomado la valiente decisión de continuar adelante.

Y así, paso a paso, los dos juntos, Madre e Hijo, han logrado alcanzar la Avenida Juan Carlos I, donde Jesús, el Cautivo, ha dado un año más muestras de su inmenso amor. Porque él, con las manos atadas y aprensado por los romanos, ha concedido el perdón y la libertad a un preso del Centro Penitenciario, el varón J.H.P. que había sido condenado a un año y nueve meses por delito de atentado y que, agradecido por la nueva oportunidad que se le ha concedido, ha querido acompañar a Jesús en esta especial estación de penitencia.


- Autor: CGS
La liberación del preso es una joven tradición de esta Cofradía que se remonta al año 2001. Doce años en total en los que el Cautivo ha concedido el perdón a otros tantos ciudadanos, musulmanes y cristianos, y les ha permitido reinsertarse en la sociedad.

Y con este gesto de infinito amor, el Cautivo y su Madre han emprendido el camino de regreso a su templo, donde aguardarán durante todo un año para poder impregnar de emoción nuestras calles.


- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS

- Autor: CGS
[foto19]

C.G.S.

SUBIR | Ir a portada | Versión dispositivos móviles | Versión accesible | Incidencias técnicas | Contacto | Colaborar | Sugerencias | Agregar web | Anunciarse

Resolución mínima de 800x600   2009 © Ciudad Media S.L. | Nosotros | Aviso legal